"No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo." Don Francisco de Quevedo.

BARRA DE BUSQUEDA

jueves, 13 de octubre de 2011

EL HOLOCUENTO, UNA RAYA MÁS AL TIGRE: Apuntes en el Cuaderno de Bitácora.

Al acabar la guerra, 4,3 millones de judíos cumplimentaron los requerimientos del gobierno alemán como “víctimas del holocausto” para recibir la consabida subvención. Es decir, que prácticamente todos los judíos sobrevivieron.

La lista de los supuestos 6 millones fue confeccionada por el ejecutivo de la organización para el Recuerdo del Holocausto, Yad Vashem, y se confeccionó mediante la inscripción de cualquiera que lo quisiera, sin investigación alguna (sabiendo que iban a recibir una pensión de por vida gracias a ello: ¿quién no se hubiera apuntado?). A día de hoy, la única organización independiente que realizó un cómputo de los judíos muertos en los campos de concentración nazis fue la Cruz Roja y su cifra fue de 300.000 personas.

Según la Cruz Roja, el número de judíos muertos fue de 282.077, a lo que se añade otra cifra que no entiendo para alcanzar los 373.468, en este estudio del 31 de diciembre de 1983 y que actualiza el realizado el año anterior. En definitiva, y resumiendo, la cifra de 6 millones fue contabilizada (y creada) por los fundadores del estado de Israel que, con el dinero de la indemnización por parte de Alemania, querían poder comprar las armas para matar a los palestinos (como así ha sido). No tiene, por tanto, ninguna fiabilidad.

PD: Es preciso recordar que la Cruz Roja es la única entidad INDEPENDIENTE que ha realizado un recuento de los muertos judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Haga "click" para agrandar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada