"No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo." Don Francisco de Quevedo.

BARRA DE BUSQUEDA

lunes, 12 de septiembre de 2011

AL COMENZAR EL DÍA.

"Al salir el sol, treinta jóvenes salieron corriendo al claro; se diseminaron, con el rostro vuelto al sol, y empezaron a agacharse, a caer de rodillas, inclinar la cabeza, yacer boca abajo, estirar sus brazos, levantar las manos, y luego a volver a caer de rodillas. Esto duró un cuarto de hora.

Desde la distancia podría pensarse que estaban orando.

En este tiempo no sorprende a nadie que la gente cuide su cuerpo con paciencia y esmero cada día de su vida. Pero se burlarían de ella si cuidara su alma con igual afán.

No, esta gente no reza. Realiza ejercicios matutinos." Alexander Solzhenitsin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada