"No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo." Don Francisco de Quevedo.

BARRA DE BUSQUEDA

viernes, 28 de septiembre de 2012

CON MOTIVO DEL 16 DE SEPTIEMBRE: Por Agustín Cossío Dominguez.

El pasado 15 y 16 de Septiembre, el pueblo de México celebro como año con año, la gesta de Independencia. Se celebro una vez mas la mentira histórica. Es hora de poner un poco de luz ante la propaganda liberal de los masones del PRI para "justificar" la ruptura entre España y México en 1821 y 1824.

La raíz del Problema.

La realidad es que para 1800 la Nueva España era el Virreinato mas rico y poderoso de Hispanoamérica, con un PIB que permitía sostener a España y sostenerse a si misma. En 1808 Napoleón Bonaparte invade España, sus acciones fueron claras:

Marzo de 1808, destitución y abdicación del rey Carlos IV de España en favor de Fernando VII, las tropas francesas entran en Madrid.

Abril-Mayo de 1808, comienza la Guerra de Independencia de España contra Napoleón.

Julio de 1808, Fernando VII renuncia a sus derechos sobre la corona española. José Bonaparte es nombrado rey España.

Esto provoca que los hispanoamericanos se levanten también contra Francia.

Ecuador: Primer Grito de Independencia. 1809. Se crea la Junta de Gobierno Autónomo que dice: "Los leales habitantes de Quito, imitando su ejemplo y resueltos a conservar para su Rey legítimo y soberano señor (Fernando VII) esta parte de su reino"

Venezuela: Revolución de Abril. 1810. Se crea la Junta Conservadora de los Derechos de Fernando VII.

Argentina: Revolución de Mayo 1810. Los revolucionarios argentinos declararon: "En América española subsistirá el trono de los Reyes Católicos, en el caso de que sucumbiera en la península."

Colombia: La reyerta de Julio 1810 desconociendo lo firmado en Bayona y afirmando en Nueva Granada a Fernando VII como Rey de España.

México. Grito de Dolores de Septiembre 1810. Los revolucionarios declararon que era una traición contra Dios y contra el Pueblo el que los peninsulares se rindieran ante la España de Napoleón, es por eso que Don Miguel Hidalgo y Costilla grita: "¡Viva la Independencia! ¡Viva la Virgen de Guadalupe! ¡Muera el mal gobierno! ¡Viva Fernando VII!"

¿Puedes ver el patrón? Lo que se nos ha venido diciendo es una mentira, ciertamente hubo abusos desde la llegada de los Borbones al trono de España tras el fin de los Habsburgo en el trono Español, pero no esa no fue la razón de la Independencia. Lo que se hizo en Hispanoamérica no era sino continuar con la unión de cultura y Fe que nos hermanaba a todos. Pues como se dijo alguna vez: Porque España no son únicamente los Reinos de Castilla, León, Aragón, Navarra y Granada... ¡España también es América desde México hasta la Argentina y Chile!

El Septiembre Católico vs El Septiembre Mason.


Si el origen de Nuestra Independencia es contra la Masonería y Napoleón, ¿entonces de donde nace el mito antiespañol? Nace de las firmas de las mentes pérfidas de las Cortes de Cádiz en 1810 y 1812 cuando aprobaron la ley por la cual se dispuso la extinción de Provincias y Reinos diferenciados de España e Indias, en clara señal de abolición de los honrosos Pactos sellados por Carlos V en Barcelona el 14 de septiembre de 1519. Ahí nace el mito antiespañol. Ahí se rinde España. Ahí se pierde la Guerra de Independencia del 16 de Septiembre de 1810.

¿De qué lado estaba entonces la traición? ¿De los hispanoamericanos que se levantaban en armas jurando fidelidad al rey cautivo, deseando conservar sus tierras, aunque reclamando la necesaria autonomía para no ser arrastrados por la crisis peninsular, o de la casa gobernante española que pactó la rendición ante Napoleón Bonaparte y posteriormente ante la Masonería Internacional al servicio del Imperio Británico?

Nació entonces el horrible Septiembre Masón y Liberal. El mito de ese septiembre fue enraizado por la Masonería Mexicana, entre quienes destacan las voces de férreos liberales que gritaban que España era una Madre horrible. Que impuso a nuestro pueblo toda clase de “pesadas” cargas. Nace entonces consignas antiespañolas, se rompe la unión hispana en américa, y pronto nuestra naciente Nación será engullida primero por Estados Unidos y luego por la masonería en una Guerra de Reforma que destronaría a Cristo de su Trono en México. Finalmente el tirano del siglo XIX, Porfirio Díaz, matizaría la Independencia de México fundiendo su cumpleaños (15 de Septiembre) con la Independencia. Finalmente el mito supera la Verdad y el Septiembre Católico e Hispánico es olvidado y enterrado de manera cruel. Queda entonces el Septiembre Mason y Liberal, festejado en la fecha incorrecta, festejando lo que no ocurrió jamás, lo que nunca se quiso, lo que no debió pasar.

Yo festeje el 16 de Septiembre en misa de 12, ofrecía a Dios las intenciones originales de nuestra Independencia, la cual es en palabras del Dr. Antonio Caponnetto: Monárquico, hispánico, católico, militar y patricio; enemigo de Napoleón que no de España, fiel a nuestra condición de Reino de un Imperio Cristiano, en pugna contra britanos y franchutes, filosóficamente escolástico, legítima e ingenuamente leal al Rey cautivo, y germen de una autonomía, que devino forzosamente en independencia, cuando la orfandad española fue total, como total el desquicio de la casa gobernante.

Que Viva Cristo Rey.

Pax.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada