"No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo." Don Francisco de Quevedo.

BARRA DE BUSQUEDA

martes, 28 de junio de 2011

RECOMENDACIÓN DE PELÍCULA: "HENRY V" de Kenneth Branagh.

“Henry V” es una extraordinaria película británica de 1989, galardonada con varios premios cinematográficos internacionales, basada en la obra teatral de William Shakespeare "The Chronicle History of King Henry the Fifth". Dirigida y protagonizada por el director y actor irlandés Kenneth Branagh narra la famosa batalla de Agincourt en la que el Enrique V, Rey de Inglaterra, Señor de Irlanda, Conde de Richmond y Duque de Láncaster, al mando de su ejército, derrotó a los franceses consiguiendo una resonante victoria a pesar de haber sido superado numéricamente.

Desde el comienzo de su reinado reivindicó para Inglaterra las posesiones francesas que él consideraba como suyas: los ducados de Aquitania, Guyena, Gascuña y Normandía, lo que en aquella época significaba, más o menos, la totalidad del reino de Francia.

Bajo el análisis de la Historia moderna, se podrían considerar válidos los derechos de Enrique a dichos ducados: en 1152, la última duquesa independiente de Aquitania, la célebre Leonor, divorciada del rey Luis VII de Francia, se casó con el entonces conde de Anjou y Normandía, Enrique Plantagenet, que luego (1154) sería el rey Enrique II de Inglaterra. Como era lógico, la duquesa Leonor lleva en dote al matrimonio todos sus estados —los ducados ya mencionados—. Los ingleses perderían Aquitania bajo el reinado de Juan Sin Tierra (1199-1216), hermano de Ricardo Corazón de León y luego perderán los otros ducados bajo el reinado de Eduardo III, en plena Guerra de los Cien Años.

Enrique V decide retomar la lucha por recuperar dichos estados, y lo conseguirá, con una suerte inimaginable: los ataques de locura que padecía el rey Carlos VI de Francia y la guerra civil en dicho país entre los duques de Borgoña (Juan Sin Miedo) y de Orleans, convirtieron a ese momento en ideal para que Enrique decidiera atacar.

Enrique formó una gran flota, modernizó el sistema de reclutamiento y agregó nuevas armas y piezas de artillería para su ejército: cruzó el Canal de la Mancha y en septiembre de 1415 puso sitio a la estratégica ciudad de Harfleur, situada en el estuario del Sena. Pese a haberla tomado, el sitio había causado tantas bajas a los ingleses que Enrique decide retirarse hasta Calais para regresar a Inglaterra. En el camino, él y su ejército fueron alcanzados por los franceses en Agincourt, donde consiguió una resonante victoria a pesar de haber sido superado numéricamente.

Esta fue la victoria final de Enrique: en Agincourt, un 25 de octubre, capturó a importantes nobles franceses, entre ellos al mismísimo duque de Orleans, primo del rey, que no será liberado de su cautiverio en Inglaterra hasta 1440. Asimismo, recuperó tres cuartas partes de los territorios que le correspondían.

¡ESTÁ BUENÍSIMA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada