"No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo." Don Francisco de Quevedo.

BARRA DE BUSQUEDA

lunes, 27 de junio de 2011

SEMARNAT Y PROFEPA INTIMIDAN A AMBIENTALISTAS: CEMDA.

Por Raymundo León Verde, corresponsal de La Jornada en Baja California Sur. La Paz, BCS, 27 de junio.- El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) acusó a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) de llevar a cabo una campaña de intimidación contra las organizaciones civiles que se oponen a los proyectos turísticos e inmobiliarios que no cumplen los procedimientos en materia ambiental en Baja California Sur.

El representante de CEMDA en la región noroeste del país, Agustín Bravo Gaxiola, dijo que el flotamiento de un salvavidas de 15 metros de diámetro en el parque nacional marino de Cabo Pulmo, municipio de Los Cabos, el pasado 5 de junio, para protestar contra el proyecto español Cabo Cortés provocó una reacción “virulenta” de parte de la SEMARNAT que descalificó a las organizaciones ambientalistas por medio de boletines de prensa, mientras que la PROFEPA anunció el inicio de un procedimiento administrativo que -por cierto- no ha sido notificado a los presuntos infractores.

Mencionó que con la intención de desviar la atención sobre sus políticas erróneas, la SEMARNAT denunció que las agrupaciones Amigos para la Conservación de Cabo Pulmo, Niparajá, Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Wild Coast, Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) y Green peace incurrieron en ilícitos ambientales que podrían tener consecuencias penales.

“Si fuera cierto lo que señaló la Semarnat a través de sus boletines y sus delegados en Baja California Sur, que arrastrar por la zona federal marítimo terrestre y flotar el salvavidas en el parque nacional de Cabo Pulmo requería una concesión y una autorización de impacto ambiental entonces cualquier embarcación que flotara en la bahía de Cabo San Lucas, catalogada como área natural protegida, también necesitaría lo mismo”, expresó.

Señaló que los alegatos de la SEMARNAT y la PROFEPA “son falsos por los cuatro costados”, por lo que retó a ambas dependencias a que lleven a cabo los procedimientos administrativos correspondientes y si hay algo que perseguir que lo hagan conforme a derecho.

Puntualizó que las amenazas contra algunas organizaciones civiles buscan silenciar las voces contra una política ambiental que “ya perdió el norte” y al final del sexenio a través de la SEMARNAT autoriza proyectos, sobre todo inmobiliarios costeros, a diestra y siniestra por todo el país.

Dijo que a pesar de que Cabo Pulmo, en el municipio de Los Cabos, es un humedal de importancia internacional debido a su arrecife y su biodiversidad, la SEMARNAT autorizó este año un proyecto “delirante”, “faraónico”, de la firma española Hansa Urbana, que está quebrada y busca salir adelante con Cabo Cortés, repitiendo un modelo que ha depredado y llevado a la crisis al litoral español.

“Es un proyecto que ha sido impulsado no sólo por la empresa, sino que ha tenido el apadrinamiento de la Secretaría de Economía, de oficinas de la Presidencia y el acompañamiento de la SEMARNAT que se ha transformado en un despacho de fomento económico en lugar de cumplir con su función de proteger la biodiversidad y los recursos naturales”, añadió.

De igual forma, expresó, es muy cuestionable el proyecto Entre Mares porque implica un Xochimilco en la península de El Mogote, en La Paz, con una autorización de impacto ambiental fragmentada; y el desarrollo Paraíso del Mar, también en la capital sudcaliforniana, con una resolución judicial que anuló su autorización de impacto ambiental.

Señaló que en fechas recientes la SEMARNAT autorizó el Centro Integralmente Planeado de Escuinapa, Nayarit, el cual contempla 40 mil unidades en marismas nacionales por parte de FONATUR, dependencia que tiene un pésimo récord en la gestión de proyectos inmobiliarios.

Se trata de un proyecto fragmentado que tampoco evalúa los impactos del medio marino como Cabo Cortés, manifestó.

“El manejo de los recursos naturales es uno de los factores esenciales de la competitividad de un país y lo que está haciendo el gobierno (mexicano) ahorita es vendiéndonos al mejor postor e impulsado de facto un modelo inmobiliario que no ha funcionado”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada