"No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo." Don Francisco de Quevedo.

BARRA DE BUSQUEDA

lunes, 29 de octubre de 2012

EL SATANISMO DE LA "FIESTA" DE "HALLOWEEN": Por P. Roberto Yannuzzi.

Hemos visto cómo los medios de comunicación han movido a la gente para celebrar la fiesta de Halloween, buscando, una vez más, imponer en nuestra cultura, elementos que le son totalmente ajenos. En efecto, las fiestas que celebramos reflejan quiénes somos e influyen en nuestros valores. Es alarmante que muchos cristianos hayan olvidado el testimonio de los santos y prefieran festejar con "brujas y fantasmas".

"HALLOWEEN" proviene del inglés antiguo, "All hallows eve", y significa Víspera Santa, pues se refiere a la noche del 31 de Octubre, víspera de la Fiesta de Todos los Santos. La fantasía anglosajona, sin embargo, le ha robado su sentido religioso para celebrar en su lugar la noche del terror, de las brujas y los fantasmas. Halloween marca un triste retorno al paganismo.

Ya desde el siglo VI antes de Cristo los celtas del norte de Europa celebraban el fin del año con la fiesta de Samhein, fiesta del sol, que comenzaba la noche del 31 de Octubre. Marcaba el fin del verano y de las cosechas. Creían que aquella noche, el dios de la muerte permitía a los muertos volver a la tierra fomentando un ambiente de muerte y terror. La separación entre los vivos y los muertos se disolvía aquella noche, haciendo posible la comunicación entre unos y otros. Según la religión celta, las almas de algunos difuntos estaban atrapadas dentro de animales feroces y podían ser liberadas ofreciendo a los dioses sacrificios de toda índole, incluso sacrificios humanos.

Aquellos desafortunados también creían que esa noche los espíritus malignos, fantasmas y otros monstruos, salían libremente para aterrorizar a los hombres. Para aplacarlos y protegerse, se hacían grandes hogueras. Otras formas de evitar el acoso de estos macabros personajes era preparándoles alimentos, montando macabras escenografías y disfrazándose para tratar de asemejarse a ellos y, así, pasar desapercibidos a sus miradas amenazantes.

Cuando los pueblos celtas se cristianizaron, no todos renunciaron a las costumbres paganas. La coincidencia cronológica de la fiesta pagana con la fiesta cristiana de Todos los Santos y la de los difuntos, que es el día siguiente, hizo que algunos las mezclaran. En vez de recordar los buenos ejemplos de los santos y orar por los antepasados, se llenaban de miedo ante las antiguas supersticiones sobre la muerte y los difuntos.

Algunos inmigrantes irlandeses introdujeron Halloween en los Estados Unidos, donde llegó a ser parte del folklore popular. Se le añadieron diversos elementos paganos tomados de los diferentes grupos de inmigrantes hasta llegar a incluir la creencias en brujas, fantasmas, duendes, Drácula y monstruos de toda especie. Desde USA, Halloween se ha propagado por todo el mundo...

La noche del satanismo.

Con el reciente incremento de satanismo y lo oculto, la noche de Halloween se ha convertido en la ocasión para celebrar a lo grande toda clase de ritos tenebrosos, desde brujerías hasta misas negras y asesinatos. Es lamentable que, con el pretexto de la curiosidad o de sólo pasar el tiempo, no son pocos los cristianos que juegan con las artes del Maligno.

Cristina Kneer de Vidal, tras convertirse al catolicismo luego de practicar durante varios años el satanismo y el esoterismo, explicó que la fiesta de Halloween es la más importante para los cultos demoníacos pues, además de iniciarse el nuevo año satánico, "es como si se celebrara el cumpleaños del diablo".

Kneer es una mujer estadounidense radicada en México, quien durante más de 15 años ha estudiado metafísica y ocultismo y realizado diversos viajes astrológicos.

La ex astróloga afirmó que la noche de Halloween no debe ser celebrada por ningún católico pues, entre otras cosas, es la fecha en la que los grupos satánicos sacrifican a jóvenes y niños. "No quiero asustar a nadie, todo el mundo es libre de creer lo que quiera, pero mis palabras deben ser tomadas en cuenta, por lo menos pido que me escuchen, razonen y decidan", afirmó.

"Miles de personas han adoptado sin saberlo una costumbre satánica y con ello están propiciando el crecimiento del satanismo en México y en las grandes ciudades", agregó Kneer y explicó que "son temas poco conocidos. Yo practiqué la meditación y aunque ahora me arrepiento, llegué a abominar a Dios".

Asimismo, Kneer explicó que los ritos satánicos "se ofician en el campo o en edificios cerrados fuertemente vigilados y se inician con la invocación de Satanás que, muchas veces, no se presenta porque, a diferencia de Dios, no puede estar en todas partes".

A mitad del rito son sacrificados animales como gatos, perros y, cuando la fiesta es muy importante, como la de Halloween, se realizan sacrificios humanos. "Se eligen preferentemente niños porque son los que aún no han pecado y son los preferidos por Dios", afirmó.

La cultura moderna, jactándose de ser pragmática y científica, ha rechazado a Dios por considerarlo un mito ya superado. Al mismo tiempo, para llenar el vacío del alma, el hombre de hoy retrocede cada vez más al absurdo de la superstición y del paganismo. Ha cambiado a Dios por el mismo demonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada